Catalina Sayas entrevista a Miguel López Chapartegui

Han pasado ya diez años desde que la Junta del Colegio de Ingenieros de Álava creó la ONG Ingenieros para la Cooperación. Durante este tiempo, la ONG ha crecido -se ha extendido a los territorios de Guipúzcoa y Vizcaya-; ha apoyado alrededor de 50 proyectos en más de diez países en África, Asia y América; ha sensibilizado a la población y a los colegiados sobre los problemas y las condiciones de vida en países en vías de desarrollo… Realizamos un repaso a estos diez años y miramos hacia el futuro con Miguel López Chapartegui, Ingeniero de 62 años, nacido en Pamplona, prejubilado de Forjas Alavesas y actual presidente de ICLI.

¿Por qué se creó la ONG?

Nació por el impulso de la Junta del Colegio de Ingenieros de Álava. Se consideró que el Colegio podía hacer algún tipo de labor social, porque hasta la fecha, nos habíamos ceñido sobre todo a actividades relacionadas con la profesión y de tipo formativo. Se pensó la posibilidad de devolver a la sociedad lo que ésta había aportado a los ingenieros y al Colegio como tal. Entendíamos que podíamos aportar la formación y la experiencia como profesionales.

¿Cómo fue el inicio?

En un comienzo había 30 asociados y asociadas en Álava, número que ha ido aumentando poco a poco hasta llegar a los 60. Al cabo de unos años se acordó con los Colegios de Ingenieros de Vizcaya y Guipúzcoa la posibilidad de que sus miembros también se asociaran a la ONG. Actualmente ICLI cuenta con 330 socios y socias. La mayoría, guipuzcoanos. La ONG tiene dos vicepresidentes, uno en Guipúzcoa y otro en Vizcaya. Cada delegación actúa con autonomía aunque lógicamente muchas acciones son conjuntas y a las convocatorias nos presentamos de manera coordinada.

¿Cuáles fueron los primeros pasos en la Cooperación al Desarrollo?

Se empezaron a presentar proyectos a las convocatorias de FOCAD, que englobaba las ayudas del Gobierno Vasco, Diputaciones y Ayuntamientos. Partíamos, al igual que ahora, de las necesidades planteadas por un socio local. A partir de ellas se trabaja conjuntamente el proyecto y se presenta a subvención.

¿Hasta la fecha, cuántos proyectos habéis apoyado?

En estos 10 años hemos realizado 32 proyectos. Actualmente están en marcha 15 más, algunos de los cuales finalizarán este año. Generalmente son proyectos especializados, aunque no siempre muy técnicos. Hay algún caso especial, como uno de traída de aguas en Etiopía diseñado completamente en San Sebastián. Nos solicitan más proyectos de los que podemos apoyar. Concretamente el año pasado presentamos al GV 8 proyectos y nos aprobaron dos.

¿En qué países habéis apoyado proyectos?

En Centroamérica y Sudamérica (Perú, Venezuela, El Salvador, Nicaragua), África (Camerún, Costa de Marfil, Congo, Angola, Etiopia) y en India.

¿Cómo se financian los proyectos?

Para los proyectos de mayor cuantía nos presentamos a convocatorias de subvenciones de instituciones oficiales y de entidades privadas; otros proyectos los abordamos con nuestros propios medios. Las subvenciones no cubren el 100% del proyecto. El resto lo puede aportar IC-LI, otras entidades, o el propio socio local, que a veces también busca el apoyo de organismos oficiales de allí, que asumen el mantenimiento del proyecto, etc. En la mayoría de los Proyectos existe una faceta importante de capacitación y formación. Siempre la iniciativa surge de las personas beneficiarias, del socio local... y nosotros nos integramos en el proceso de identificación del Proyecto y, si es pertinente, en su formulación y ejecución: es siempre un trabajo conjunto, de cooperación.

Luego, si el Proyecto va adelante, hay un seguimiento muy cercano tanto por nuestra parte como por parte de las instituciones que subvencionan los proyectos. Nuestros socios locales hasta la fecha se han caracterizado por su solvencia y seriedad, ya que normalmente son organizaciones con una presencia muy larga en los territorios, que conocen muy bien la realidad y están totalmente insertados en las comunidades locales.

Además de los proyectos de cooperación, ¿qué otras tareas desarrolláis?

Hemos participado en la campaña de sensibilización contra la deuda externa así como otras campañas promovidas por otras ONGs. Ahora estamos en la Campaña Pobreza Cero. Formamos parte de la plataforma de trabajo de ONGs Elkarganatzen. También participamos en el programa de cooperantes del Gobierno Vasco, en un programa de becas para formación en Camerún y en otras actuaciones de recogida y envío de materiales: juguetes, medicamentos, camas de hospital…

¿Cómo os planteáis el futuro?

Necesitamos más manos para realizar los trabajos de la ONG, sería interesante que más colegiados se lo plantearan como una opción. Hacen falta personas para trabajar en los proyectos y por supuesto, también el apoyo financiero y las subvenciones institucionales, ya que nosotros no tenemos capacidad económica y los proyectos que presentamos son de cierta envergadura económica.

¿Prevéis alguna actuación de cara a conseguir mayor ayuda institucional?

Sí, nos planteamos participar en otro tipo de convocatorias, en concreto, las convocatorias de Ayuda del Estado y de la Unión Europea. Para poder presentarte a este tipo de ayudas necesitas demostrar una experiencia a lo largo de los años. Una experiencia acreditada. Nosotros consideramos que ya la tenemos y que estamos en condiciones de poder dar ese paso.

¿Cómo vais a celebrar vuestro décimo cumpleaños?

Se tiene previsto realizar algún tipo de actuación conmemorativa aunque todavía tenemos que concretarla.